“Airbnb no ofrece sólo alojamiento. Ofrece experiencias” Entrevista a Kay Kuehne, de Airbnb

Por , , 2 Comentarios

Kay Kuehne lo tiene muy claro. La mejor manera de viajar es compartir experiencias con otras personas del lugar al que vas, y ¿Qué mejor para ello que qiedarse en su casa?. Este emprendedor de origen Alemán es el alma detrás de las oficinas de Airbnb en España, inauguradas en noviembre de 2011 y cuyo servicio sube como la espuma en todo el país.

Inspirado en la expresión ‘Air Bed and Breakfast’ por la humilde cama hinchable con la que el servicio empezó en San Francisco, hoy Airbnb contabiliza más de cinco millones de reservas en todo el mundo. En este último Mobile World Congress nos acercamos hasta las oficinas de Airbnb en España para hablar con Kuehne y aprender algo más sobre este servicio por el que ofreces tu propia casa a otros internautas.

  • Anexo M: ¿Cómo nació Airbnb?
  • Kay Kuehne: Airbnb nació en San Francisco gracias a dos diseñadores que vivían en un apartamento muy grande y necesitaban dinero. Un fin de semana, tuvo lugar un evento en la ciudad que agotó completamente la capacidad hotelera. Estos chicos decidieron crear una página web en la que alquilaban una cama hinchable en su casa. Consiguieron un montón de solicitudes y al final se quedaron con tres personas y ganaron dinero suficiente para pagar todo el mes de alquiler.

    Así nació Airbnb. Al principio se desarrolló alrededor de grandes eventos como la investidura de Obama. El mayor reto de Airbnb es que necesitas equilibrar la oferta y la demanda. Necesitas anfitriones, pero también gente que quiera alquilar una habitación o una casa.

  • Anexo M: ¿Qué canales de comunicación utilizáis para encontrar nuevos anfitriones e inquilinos?
  • Kay Kuehne: Actualmente nos movemos en dos grandes canales de comunicación. El primero es Facebook, que es donde localizamos sobre todo a nuevos Anfitriones porque es donde la gente que quiere alquilar su casa encuentra más referencias sobre otras personas que ya están en Airbnb y cuentan sus experiencias. El segundo canal son las propias búsquedas de Google que nos ayudan a indexar y dar a conocer la oferta de alojamiento.

    Independientemente de estos dos canales, el crecimiento de Airbnb es, sobre todo, viral. Empezó en Estados Unidos con gente de Nueva York que viajaba a San Francisco, le gustaba la idea y se la llevaba a su casa. Es muy habitual que los huéspedes se conviertan en Anfitriones tarde o temprano, difundiendo el servicio de una ciudad a otra.

  • Anexo M: ¿Cómo te embarcaste en esta aventura?
  • Kay Kuehne: En mi vida ha habido dos grandes pasiones: internet y conocer nuevas culturas. Esta última comenzó siendo yo muy joven. A los 16 años fui a vivir a Venezuela con un programa de intercambio. Cuando volví a mi casa, en un pequeño pueblo de Alemania de apenas 400 habitantes, la experiencia de haber vivido en otro país lo había cambiado todo en mi cabeza.

    En esa época yo ya no podía viajar tanto porque debía completar mis estudios. No podía salir al mundo, así que empecé a traer el mundo a mi casa. En mi familia somos cinco hermanos y todos nos hemos ido a vivir al extranjero de jóvenes. En aquella época, mi hermano mayor fundó Hospitality Club para invitar a gente de otros países. Hoy tiene más de 600.000 usuarios.

    Cuando salí de la universidad comenzó mi segunda pasión: internet y fundé una primera empresa que fue un fracaso. Se trataba de una especie de Twitter en alemán y aún no había un modelo de negocio para redes sociales. Entonces fundé una empresa de juegos online para niños en la que hoy trabajan 150 personas.

    Cuando la empresa ya funcionaba bien, dejé a una persona de confianza al cargo y me cogí un año sabático para viajar. En aquel entonces ya funcionaba AirBnB y yo utilicé la página para alquilar mi apartamento mientras estaba fuera. La experiencia fue genial. Cuidaron muchísimo la casa, conocí a gente muy interesante y conseguí más dinero que lo que me costaba mi alquiler de todo el mes.

    En esa época un amigo mío comenzó a desarrollar Airbnb en Alemania y me convenció para que hiciera lo propio en España. Yo ya era un enamorado del servicio así que me animé y aquí estamos.

  • Anexo M: ¿Entonces Airbnb funciona con delegaciones o sucursales en cada país?
  • Kay Kuehne: Alemania nació como delegación, pero en otros países parte completamente de cero. Ambos modelos se dan a la vez.

  • Anexo M: Antes has comentado que pusiste en Airbnb tu casa en alquiler. ¿No es necesario ser dueño de la casa para inscribirse como anfitrion?
  • Kay Kuehne: No, puedes ofrecer una casa en la que vivas aunque sea en alquiler. Tan sólo necesitas el permiso de tu casero. Lo ideal es que en tu contrato de arrendamiento no prohíba expresamente el que tu puedas realquilar el inmueble a otras personas.

  • Anexo M: ¿Cuál es el modelo de negocio e Airbnb?
  • Kay Kuehne: Nosotros nos cobramos una comisión del 10% aproximadamente sobre las tarifas que cobra cada anfitrión. El precio de cada instalación lo define siempre el anfitrión. Si no sabes mucho qué puedes cobrar puedes utilizar una herramienta que te asesore según los inmuebles similares que haya en la zona, pero el precio lo define siempre el anfitrión al final del día. Los ranking dentro de la web sólo determinan el número de visitas que tendrás. Puedes estar el primero de la lista por ser el más barato o porque la instalación que ofreces es especial.

    Al final, es muy importante que la gente, sean anfitriones o huéspedes, tengan confianza en el servicio. Nosotros gestionamos los pagos de manera que, cuando un huésped llega a casa de un anfitrión, el pago del alojamiento ya está hecho. Además, Airbnb tiene un seguro de hasta 35.000 euros para cubrir incidencias en caso de que un huésped cause daños en la vivienda. Eso da mucha tranquilidad.

  • Anexo M: Hablando de instalaciones especiales, ¿Qué tipo de inmuebles ofrecéis?
  • Kay Kuehne: Tenemos de todo. Hay anfitriones que ofrecen una habitación o un apartamento, pero también hay casas, sólo un sofá o una hamaca. El precio, evidentemente, varía mucho de un sofá a una casa entera con tres habitaciones. Tenemos hasta islas enteras, casas-árbol, furgonetas Volkswagen antiguas habilitadas como vivienda, castillos en Escocia… Tenemos un chico en Alemania que ofrece un carro. En Barcelona hay garajes y hasta tenemos un avión convertido en casa. En Airbnb no sólo ofrecemos espacios, ofrecemos experiencias. Durante una noche llegamos a alquilar el estado de Liechtenstein entero. En la web hay filtros que permiten seleccionar distintos tipos de vivienda y hay colecciones con las más particulares.

  • Anexo M: ¿Teneis anfitriones famosos?
  • Kay Kuehne: Sí, tenemos una casa en Palm Springs que perteneció a Sinatra, el estudio de Conan O’Brian o un apartamento aquí en Barcelona que pertenece a Paco León. En este último caso no se ofrece como tal, Paco es sencillamente un anfitrión más que, además, es famoso por su profesión.

  • Anexo M: ¿Cómo ha sido vuestra evolución en España?
  • Kay Kuehne: Estamos muy contentos. En 2011 las reservas crecieron en torno al 500%. Desde que se puso en marcha hemos tenido ya más de 150.000 reservas. El año pasado los anfitriones tuvieron unos ingresos de más de cuatro millones de euros. Creemos que eso contribuye a la economía española.

  • Anexo M: ¿Se puede vivir de AirBnB?
  • Kay Kuehne: Sí, claro que sí. A mi me gusta pensar que Airbnb cambia la vida de la gente. Mira, por ejemplo, en Nueva York, los ingresos medios que obtiene un anfitrión de Airbnb son de 20.000 dólares al año. Hay muchos anfitriones, de hecho, que están convirtiendo esto en su medio de vida o que, aunque no dejen sus trabajos, AirBnB les permite tener más tiempo para hacer lo que realmente quieren con sus vidas.

    Yo conocí una anfitriona de Madrid, Vanesa, que fue abogada durante 10 años pero su trabajo nunca la satisfizo del todo. Airbnb le funcionó tan bien que ahora está estudiando para actriz. En Barcelona tenemos a Alexandra, que era azafata pero tuvo que dejarlo por una enfermedad de la vista. Airbnb la ha permitido tener una nueva fuente de ingresos.

  • Anexo M: ¿Qué tal os lleváis con los hoteles o con agregadores de viajes y estancias como Rumbo?
  • Kay Kuehne: En realidad nosotros no nos vemos como una competencia directa de un hotel. Los hoteles ofrecen una experiencia estándar, cerrada y muy cómoda para el usuario. En Airbnb no ofrecemos alojamiento como el que puedes tener en un hotel. Ofrecemos experiencias en las que el componente social, y también una pizca de aventura, siempre están ahí.

    Lo que importa en Airbnb no es sólo el espacio. Es el anfitrión. Muchos anfitriones están en las casas que alquilan y conocen de primera mano la zona en la que viven y te pueden recomendar sitios de una forma que pocos hoteles pueden hacer.

  • Anexo M: Aparte de sobre web, ¿sobre qué otras plataformas está integrado Airbnb?
  • Kay Kuehne: Pues mira, estamos ya integrados con Facebook, Twitter y ahora Pinterest. La integración con Facebook es total. Se autopublican las reseñas, puedes ver si los anfitriones tienen amigos comunes contigo o si ellos han estado en la instalación de un determinado anfitrión. Además, hemos desarrollado una aplicación para IOS y Android desde donde se pueden hacer todas las reservas. La aplicación tiene un servicio por geolocalización. Mandas un mensaje con lo que necesitas y recibes mensajes con ofertas en la zona en la que estás.

  • Anexo M: ¿Cuántos anfitriones tenéis ahora en España?
  • Kay Kuehne: Llevamos un año en España y ya tenemos 7.500 anfitriones. Barcelona es el número uno en proporción seguida de Madrid. Ahora nos estamos enfocando en promocionar las zonas de costa e islas. Ahora mismo tenemos en marcha un concurso en Twitter que regala 200 euros en crédito de Airbnb.

    Otro gran punto de crecimiento para Airbnb es el servicio a empresas, no sólo para alojamiento sino para dar soporte a eventos. Nosotros tenemos espacios para empresas como pueblos enteros. Incluso podemos gestionar servicios adicionales para empresas. Lo más interesante de Airbnb es que es muy beneficioso para las economías locales. Si comparas, por ejemplo, los hoteles que hay en Nueva York con los anfitriones de AirBnB verás que estos últimos están mucho más descentralizados. Airbnb lleva el turismo y su impacto económico positivo a otras zonas de la ciudad.

    Además, utilizamos recursos que ya existen. Airbnb permite rentabilizar y generar beneficio económico con inmuebles e instalaciones que ya están ahí. No hay que realizar inversiones adicionales o construir un nuevo hotel.

    2 comentarios a ““Airbnb no ofrece sólo alojamiento. Ofrece experiencias” Entrevista a Kay Kuehne, de Airbnb”
    1. C. Roberto

      lo consideraré la próxima vez que haga un viaje y tenga que alojarme fuera

    Deja un comentario
    • no será publicado

    XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>