Ventajas e inconvenientes de guardar las contraseñas en el navegador

Por , , 2 Comentarios


Para finalizar la serie de artículos que hemos desarrollado sobre cómo crear contraseñas seguras y servicios para almacenarlas hoy vamos a terminar de ofreceros algunas de las ventajas e inconvenientes de guardar las contraseñas en el navegador web. Seguro que muchos de vosotros utilizáis estos servicios. Me registro una vez en un sitio marco la opción de recordar usuario y contraseña y me despreocupo.

Esta es la opción que utilizan la mayoría de los usuarios. Si el navegador ya me incorpora un gestor de contraseñas para qué voy a buscar una alternativa, es una pregunta que pueden hacerse muchos de los usuarios. Lo cierto es que el mundo de la informática está repleto de programas que realizan múltiples funciones y de programas que realizan sólo una función, pero lo hacen mejor que estos programas. En el caso de navegadores y gestión de contraseñas se da este caso.

Igualmente sería necesario haber generado una clave con un buen nivel de fortaleza, para que en caso de algún percance sea más complicada de descubrir. De todas formas vamos a ver algunas de las ventajas e inconvenientes para la mayoría de los navegadores que utilizamos en nuestros accesos a Internet.

Ventajas de guardar las contraseñas en el navegador

La principal ventaja que podemos tener es la comodidad. Dejamos el usuario y la contraseña puestos de manera que si tenemos marcada la opción en el navegador de recordar contraseña, nos ofrecerá la primera vez que nos hemos identificado si queremos que el navegador guarde nuestras credenciales de acceso. Por lo general esta opción viene activada en todos los navegadores por defecto pero en todo caso podríamos hacerlo desde las opciones de configuración.

Por otra parte mejora la seguridad en el acceso ante los keyloggers, puesto que al no tener que teclear cada vez el usuario y contraseña para acceder a un servicio si por casualidad se nos cuela un malware que registra las pulsaciones de nuestro teclado no obtendrá de esta manera nuestros usuarios y contraseñas.

Por último no necesitamos recordar cada vez nuestras credenciales de acceso, puesto que los tenemos en el almacén de contraseñas, desde donde podremos recuperar dichas credenciales en caso de ser necesario, o realizar copias de seguridad de las mismas. Para ello, dependiendo del navegador suelen existir distintos servicios o complementos que nos ayudan a tal fin. Algunos navegadores como Firefox nos dejarán ver que usuarios y contraseñas tenemos almacenados, otros en qué servicios tenemos guardadas las contraseñas y otros no nos mostrarán nada.

Inconvenientes de guardar las contraseñas en el navegador

Si miramos por el lado contrario podemos ver comprometida nuestra seguridad por almacenar las contraseñas. Por lo general, en los equipos si viene cualquiera y trata de identificarse en uno de los servicios que utilizamos, por ejemplo, podría acceder con la opción de recordar contraseña a nuestro correo electrónico o red social. Dependiendo del grado de confianza que tengamos con la persona que utiliza nuestro ordenador puede ser más o menos peliagudo.

Además si tenemos un equipo portátil y nos lo roban y acceden a nuestra sesión podríamos tener comprometidos todos nuestros servicios. Además no debemos desdeñar la posibilidad de que un agujero de seguridad afecte a nuestro navegador, que hasta que es parcheado es vulnerable. Esta posibilidad también la sufren aplicaciones externas que utilicemos para gestionar nuestras contraseñas pero en mucha menor medida.

Por último, pero no menos importante el problema fundamental de que el navegador recuerde nuestro usuario y contraseña para acceder a determinados servicios está en que por lo general nos olvidaremos de los datos de acceso. Esto suele ocurrir cuando tenemos que acceder a nuestro correo electrónico, por ejemplo, desde otro ordenador que no es el habitual, donde no tenemos las contraseñas guardadas.

Por supuesto, las contraseñas podemos guardarlas en nuestro ordenador particular. No debemos utilizar esta opción para guardar las contraseñas en ordenadores de trabajo, universidad o cibercafés, por poner algún ejemplo concreto. Y esto incluso aunque el ordenador lo utilicemos de forma habitual. En estos casos lo mejor es poner nosotros mismos los usuarios y contraseñas que vamos a utilizar.

De todos los gestores mis favoritos son los de Opera, que permite sincronizar además las contraseñas entre distintos equipos y el de Firefox por la alternativa que nos permite de utilizar una contraseña maestra. Además a través de Sync también nos permitirá sincronizar las contraseñas de nuestros servicios entre varios equipos distintos.

En AnexoM | Cuatro servicios para mantener tus contraseñas seguras

2 comentarios a “Ventajas e inconvenientes de guardar las contraseñas en el navegador”
  1. Gallego

    Yo siempre he guardado las contraseñas en el navegador por comodidad, pero recientemente me robaron el portátil encendido y me tocó cambiar toooodas mis contraseñas. Un follón, vamos.

Deja un comentario
  • no será publicado

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>